INGREDIENTES

  • 600 g de harina 0000
  • 1 cda. de sal
  • ½ cubito de levadura fresca
  • 1 cda. de azúcar
  • 1 pocillo de aceite o manteca derretida
  • 1 taza de agua tibia
  • 1 taza de maní tostado sin sal

PROCEDIMIENTO

1. En un bowl, colocá la harina con la sal, hacé un hueco y en el centro volcá el aceite. Aparte, disolvé la levadura con media taza de agua tibia y la cucharada de azúcar.
2. Incorporá esta mezcla a la anterior, agregando el resto del agua. Uní de a poco y formá el bollo.
3. Tomá la masa y golpeala contra la mesada varias veces, agregando un poco de harina para que no se pegue, formando una masa suave y lisa.
4. Colocá la masa en un bowl, tapando con film. Reservá en un lugar tibio hasta que crezca, aproximadamente 30 min.
5. Una vez que esté lista, dividí el bollo en dos, agregándole el maní a cada bollo. Dale forma de pan, alargado o redondo y colocalos en una fuente aceitada.
6. Hacele cortes con un cuchillo, tapalos nuevamente y dejalos levar por 30 min. más.
7. Llevalos a horno mediano a fuerte, aproximadamente 30 min.
Tip ☝️ Cuando los coloques en la fuente, te sugerimos que los pintes con huevo batido para lograr un brillo súper tentador 😉
¡Listo! Ahora queremos saber cuánto disfrutaste este riquísimo pan de maní 💯